CUATRO ESTACIONES

Quien osara en un cuadro

remedar la creación.

Cuatro estaciones unidas

sin apenas transición.

 

En el aire un trino que no acaba,

el césped, lujuriento de verdor.

El viento como un dios nos acaricia;

plenitud de diáfana luz.

Cascada de hojas en el aire,

llena de colorido mi corazón.

Y el invierno,  gris de luna

en su belleza desnuda

dormita su desolación.

 

¡Donde el misterio? ¿donde la secreta

mano que va tejiendo cada estación?.LAS CUATRO ESTACIONES

 

Viajero impenitente

hoja a hoja, vas dejando.

¿Hacia donde vas?

Tras el invierno,

otro ciclo ha comenzado.

 

J. Mensuro