PARA VARIAR, UN POEMA

Ignoro el motivo pero llevo unos días nostálgico. Acuden a mi mente recuerdos de cuando niño vivía en Donostia cerca del puerto que era como mi segunda casa; aprender a nadar, remar y sobre todo sentir la grandiosidad de la naturaleza los días de galerna. Sentado en un medio tonel —de los que hay para […]