AGRADECIDO

Hoy no cuelgo ninguna foto ni hago propaganda de mi novela. Sólo quiero mostrar mi profundo agradecimiento a todos los que me habéis seguido, animado y dado ilusión para hacer lo que me gusta: escribir, pintar, hacer fotos, crear volúmenes, relacionarme con los amigos. En ocasiones  vuestros comentarios han logrado emocionarme y que un ligero velo empañara mis ojos. Bendita sensibilidad que se acentúa con los años. Hasta habéis conseguido que me crea un poco que soy un crack… (No te pases Ana).

Sé que son sólo palabras, pero me salen de muy adentro. El saber que hay gente que no ve en mí un viejo chocho, sí no alguien con ilusión que quiere estar vivo. Os abrazaría uno a uno. Gracias.

Y no sólo gracias; todo lo que pueda expresarse con palabras para Amparo mi mujer, y para Ainhoa mi hija, que comparten mis inquietudes, se interesan por lo que hago y siempre tienen una palabra de aliento. Junto a ellas, es imposible no sentirme el rey del mambo. Os quiero.