ÓLEO DE LAS GEMELAS

Hoy toca un poco de pintura. El óleo que cuelgo, es el último que he realizado. Es un tema que me agrada mucho para pintarlo, lo que he hecho en distintas ocasiones en diferentes épocas del año o con distintas luces.

También me gusta para relajarme o reflexionar; el perder la vista en el horizonte con el contrapunto pétreo  de Las Gemelas, es para mí un descanso.

Quizas, por todo ésto, lo elegí para ambientar un capítulo de mi novela “Azul cobalto” en el que dos de mis personajes en éste paraje pero en pleno verano, de noche y con luna llena, viven una intensa relación. Nada falta para éste “baño de luna” que protagonizan.  ¿Que no sabéis en qué consiste “un baño de luna”? Leer “Azul cobalto” y podéis enteraros.